Translate this site

miércoles, 18 de abril de 2012

Silencio

Ramón Ventura Non, 1985
Ella simplemente dijo:
-Estoy embarazada.
Durante cinco, quizá seis segundos, el tiempo se congeló.
-¿Estás embarazada? Embarazada… 
¿Y que vas a hacer?- La pregunta sonó como un grito en una cripta
-No se...- no acertó a decir nada más, pero la frase ocupó todo el espacio entre ellos, como un muro infranqueable. Tan vacía que él no estuvo muy seguro de haberla oído antes; en todo caso hacía tiempo, en un tiempo lejano, casi olvidado. Un tiempo en que aquella frase hubiera significado algo muy diferente.
La sonrisa que había empezado a amanecer en la cara de ella, cedió. Al cabo de cinco, quizá seis segundos, descubrió una soledad que no estuvo muy segura de haber imaginado antes; en todo caso hacía tiempo, en un tiempo muy lejano, casi olvidado. Un tiempo en el que aquella aquella frase hubiera significado algo muy diferente.



3 comentarios:

aina dijo...

Estar embarazada siempre debería significar lo mismo. Siempre hay medios de evitarlo.

Felipe Postigo dijo...

Completamente de acuerdo en ambas cosas.

Gracias aina

HADA dijo...

Hay silencios que hablan........y palabras que no dicen nada.