Translate this site

lunes, 10 de mayo de 2010

Mujeres condenadas

Orosia Sarasa
Öleo sobre lienzo


Tendida a sus pies, tranquila y llena de gozo, / Delfina la cobijaba con ardientes miradas, / como una bestia fuerte vigilando su presa, / luego de haberla, desde luego, marcado con sus dientes.


Siento fundirse sobre mí pesados terrores / y negros batallones de fantasmas esparcidos, / que quieren conducirme por caminos movedizos / que un horizonte sangriento cierra por doquier.


Charles Baudelaire (Las flores del mal)

1 comentario:

cabap dijo...

great job my friend,
jan :)