Translate this site

jueves, 2 de julio de 2009

Romance anónimo


Nunca más secaré mis lágrimas si nunca más podremos despertar juntas.
Imagen: Zaipi (La espiral de la ternura / Dos mujeres, 1998)

2 comentarios:

Quijo dijo...

Lágrimas que realmente desean ser secadas, miedo a que eso no vuelve a suceder.....

vfedor dijo...

es como que las lágrimas de cada lagrimal, se unan en una comisura opuesta, para aliviar la boca, que aún así, permanercerá seca de extrañar..